Y sonó la guitarra

“A mi ley nunca falté,
siempre la tuve presente
como la primera vez”

Y sonó la guitarra cuando apenas calzaba cuatro años, el compás se iba fraguando interrumpiendo aquel trajín de juegos en el patio de mi abuela. Mi abuelo y su viejo transistor rebosando soleares y seguiriyas, las fotos antiguas presididas por la guitarra y el vino, aquellas reuniones de domingo donde el fandango corría de boca en boca y las coplas de mi madre mientras faenaba…

La conciencia reparaba y aquellas manos y pies pequeños hacían el intento del baile y de las palmas al compás de aquel cante… Flamenco, se llamaba flamenco…

Los recuerdos son difusos frente al primer escenario, seis años y “El Cabrero, El Lebrijano y Camarón de la Isla” frente a los ojos de una niña que se dejaba enredar por ese acervo cultural  y q moldeaban  aquellas fotos antiguas, aquel transistor del abuelo, aquellos fandangos y las coplas de su madre.

Echo la vista atrás y aún sigo siendo ella, y me siento pequeña ante tanto Arte, ante esas letras llenas de enseñanza y de sabiduría de “ El Cabrero”, ante el purísmo y el innovísmo  de “Camarón” y Las melismas de refresco de “El Lebrijano”.

A diario paso por ese lugar  recordando el 19 de Septiembre del 83  junto a mis padres, en aquella silla, frente aquel escenario y ante tanta grandeza. Recuerdos que marcan una vida.

Dibujo

LS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s