Al mal tiempo, buenos cantes

“De San Bernardo mi mare,
que es un barrio de toreros
y de Triana mi pare,
barrio de los alfareros”

Y mucha gente se preguntará, ¿quién es ella? Yo les contesto señores…”la que cuando al escenario sube me redoblan las entrañas”.

Alicia se llama, Temple y Arte de apellidos, Humildad la virtud y Grande su cante.

Aún recuerdo cuando la escuché por primera vez en el Café Lisboa vestida de sueños por cumplir. Dieciséis años después la he vuelto a ver pero esta vez sobre el escenario del Teatro Central de Sevilla, vestida aún con la ilusión de aquella “Cantaora de Baretos”, como ella define sus comienzos, la misma sencillez y la madurez que le han dado los años y la lucha en este mundo del arte.

Déjenme que les diga que no soy crítica ni erudita en esto del flamenco, yo solo sé lo que me gusta y lo que nó, y cuando me entra el pellizco y se me pone la piel de gallina ante un cante los pies se me acompasan y no quiero que se acaben esos Tangos o esa Soleá…y cuando Alicia Gil canta me pasa.

El “renombre” no es sinónimo de grandeza, pero sí lo es la constancia y la llaneza.

Que corran los años Alicia Gil que te quedaste con lo mejor de ellos. Señores, al mal tiempo buenos cantes.

(A tod@s aquell@s cantaor@s que empiezan, que luchan y que hacen del flamenco su vida.
A Alicia Gil y a Lito Espinosa.)

LS

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s