La Fe del Flamenco

“Las mentiras son verdades
que vienen de recogía
por la puerta de la calle”
(Agustín Gil)

Treinta y seis vueltas al sol y unos ideales cojos del pie izquierdo. Agnóstica, con un oído frente al otro, de baile ”malajoso” pero de palmas a compás… Así me parió mi Pepa, escéptica sin más credo que unos versos y un buen cante.

Admiro a quien nació con el don en sus adentro para echarle reaño a una Soleá o a una Seguiriya.
Yo que entono como un gallo ”pisao”, siempre le puse ”voluntá” a un Fandango que más que para la tierra de Alosno se me desviaban camino de los Cerros de Úbeda… Lo mío es un caso ”perdío”.

Pero si me lo permiten, quisiera hacer alusión a los que con voz o sin ella regalan sus letras a una guitarra.  Siento verdadera idolatría por aquellos que escriben tan profundo que hasta duele. Ideales, desengaño, amor o problema social se convierten en poemas de ”carne de gallina”. Historias que escapan de las gargantas privilegiadas contadas en una Soleá, y es que solo tres versos octosílabos necesita El Flamenco para cantar ”El Quijote”.

Yo creo en la gente y en que amanece todos los días, a veces por Alegrías y otras por Martinete los días de ”nublao”. Siempre desde el respeto hacia aquel que cree en Dios yo me aferro a la ”Fe del Flamenco”.

LS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s