Te vi

“Ese que viene es Tomás,
lo conozco por la voz;
tiene la voz tomadita
del humito del carbón”

Uno va y emigra, dejando lejos todo lo que tiene, casi obligado debido a la situación del país. Y con la sensibilidad a flor de piel se encuentra con esto… y llora. No le queda otra. Llora y sufre, sufre callando, porque llora por dentro, no por fuera.

Y así, no queda más que dedicarle esta aproximación a todos los que se encuentran fuera de sitio, ya sea temporalmente o de manera infefinida.

Este regalo nos lo hace Tomás de Perrate con su eco profundo, jondo e inconfundible versionando “Un vestido y un amor” de Fito Páez, rockanrollero argento, trovador, institución rosarina.

Porque a veces la pena mata y ya se sabe que las penas que matan nunca mueren.

Nos vemos a la vuelta!
@maaf86

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s