Huracán Paquera

“Cádiz estaba tranquila
y el maremoto llegó,
lo mismo que tú en tu puerta
hasta que aparecí yo”

Fue hace casi 30 años y aún se siente. No es para menos. Los restos del huracán Hortensia dejaron en Galicia seis muertos, decenas de heridos y multitud de daños materiales. Una de las mayores catástrofes naturales registradas hasta la época arrasó con todo lo que encontró a su paso dejando una población sobrecogida, desprotegida ante aquella demostración de fuerza desmedida.

Algo similar ocurrió en Andalucía con la llegada de Francisca Méndez Garrido, La Paquera de Jerez (Jerez de la Frontera 1934-2004). A su modo, también arrolló todo lo relacionado con el mundo flamenco. Tal vez sea la mayor manifestación de poder que se haya dado en este arte universal.

Admitía que no era una estudiosa del cante, tampoco le hacía falta. Le salía a borbotones.

Consideraba que sus maestros eran Manolo Caracol y Antonio Mairena. Defensora del cante gitano andaluz, pensaba que la diversidad cantaora de su raza enriquecía al flamenco independientemente de la zona geográfica donde se desarrollara, siempre que se hiciese con cariño y pureza.

Su portentosa voz y su quejido desgarrador la convirtieron en una de las cantaoras más solicitadas de su época.

Si no la conocen todavía, no pueden esperar más. Hay un antes y después tras “La Paquera”.

@maaf86

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s