La luna y la Tomasa

“Luna que brillas en los mares,
en los mares oscuros;
luna, tú no estás cansada
de girar al mismo mundo;
luna, quédate conmigo,
ya no te vayas,
porque dicen que a veces
se tarda el alba”

Se reconocieron al instante y se gustaron. La una era morena y cantaora ya desde chiquita; con solo 4 añitos desprendía ternura por bulerías en Rito y Geografía del Cante. La otra siempre atenta, se reflejaba en su dulzura y se dormía a base de nanas una noche sí y otras también; algunas veces nuevas y otras llenas, pero siempre alta y jerezana.

La una se hizo mayorcita y artista, dejando atrás bodegas y ferias sacó su primer trabajo discográfico en el 89. Inevitablemente llevaba un guiño para la otra, quien tantas veces la había inspirado, y lo tituló A la luna nueva. La otra devolviéndole el favor, la seguía allá donde actuase; y en Berlín, París o Nueva York, brillaba más que nunca por malagueñas, soleares o seguiriyas.

La una, Tomasa Guerrero La Macanita (Jerez de la Frontera 1968), hace tiempo que no graba, cosa que se echa de menos. Fue ya en el 2002 cuando alcanzó su culmen artístico en aquel disco titulado La luna de Tomasa, como no podía ser de otra manera. La otra sigue allí en lo alto, resplandeciente y esperando desde entonces a que se anime la gitana y vuelvan a las seis de la mañana, cantando y bailando de la mano.

@maaf86

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s