Etiquetado: Linares

Maestra Carmen

“Se equivocó la Paloma,
se equivocaba;
por ir al norte fue al sur,
creyó que el trigo era agua”

“En el cante no hay maestros, hay discípulos”. Resulta curioso que el cantaor que lo dijese fuese Enrique Morente, maestro de muchos. Recientemente el Capullo de Jerez en una entrevista virtual suscribía las palabras del “eterno discípulo”.

Argumentan los flamencos que es imposible que haya maestros en un arte basado en la transmisión de sentimientos, algo imposible de medir objetivamente.

Razón no les falta si nos aferramos a la tercera acepción del diccionario de la RAE: “Persona que enseña una ciencia, arte u oficio, o tiene título para hacerlo”. Si leemos, en cambio, la primera, “Dicho de una persona o de una obra: De mérito relevante entre las de su clase” o la quinta “Persona que es práctica en una materia y la maneja con desenvoltura”, me asaltan las dudas.

Y es que Carmen Pacheco Rodríguez, Carmen Linares (Linares, 1951) es un ejemplo de maestría. Su larga trayectoria y su importantísima discografía le han hecho meritoria de la Medalla de las Bellas Artes y el Premio Nacional de la música. Su legado se ha convertido en un referente y su conocimiento y buen hacer le han convertido en una persona imprescindible para los jóvenes flamencos.

¿Quién iba a decirle a esta linarense, cuando Don Juan Valderrama le sugirió su nombre artístico, que iba a terminar siendo lo que es hoy? Una cantaora larga, profunda, grandísima aficionada, comprometida, inquieta, culta y flamenquísima. Un orgullo para el mundo flamenco, una maestra para todos.

@maaf86

Silverio Franconetti y la Seguiriya

“Santa Ana repica
llamando a la oración

como repican los dobles latíos
de mi corazón”

Abrimos  el Rincón de Rondón con un cante por seguiriya de Carmen Linares perteneciente al documental “La luz del flamenco”.

El programa, presentado por Paco Rabal muestra a la cantaora Carmen Linares interpretando una seguiriya de Silverio Franconetti.

Recientemente Pilar Bogado interpretó esta seguiriya de Silverio Franconetti de manera brillante.

Pablo Rondón