Etiquetado: seguiriya

El sitar y el flamenco

“Si tuviera a mi mare
como tengo a mi pare,
nunca estaría en casita ajena
ni en manos de nadie”

Sitar: instrumento musical tradicional de la India y Pakistán, de cuerda pulsada, de arquitectura similar a la de la guitarra, el laúd, el banjo, etc. Se identifica por su sonido metalizado y sus glissandos.

Flamenco: estilo de música y danza originario de Andalucía.

A priori dos elementos tan dispares y alejados geográficamente no tienían por qué haberse encontrado, mas conociendo la internacionalidad de ambos y la sensibilidad de sus ejecutantes, no resultaba imposible que aparecieran varios artistas que se hubiesen aventurado a integrar el sitar en el flamenco.

En el primer vídeo podemos disfrutar de una seguiriya que grabaron Agujetas y Gualberto en el año 79. Me llama especialmente la atención (y me alegra muchísimo) la participación de Manuel de los Santos Pastor “Agujetas”, ya que el interés del grandísimo Gualberto en estos experimentos es mucho más conocida. Seguiriya llena de jondura y profundidad.

En el segundo vídeo mostramos una bulería en directo ejecutada por Anoushka Shankar al sitar y Pedro Ricardo Miño al piano. El exotismo y la belleza de la pieza son incuestionables.

El sitar y el flamenco, un ejemplo más de que con buen gusto todo se puede.

Vivan las aproximaciones!

@maaf86

Anuncios

El cante por seguiriya

“Al moro yo me voy
por no verte más,
porque son dobles las grandes duquelas
que me haces pasar”

Como siempre, lo principal es el cante pero daremos unas breves notas que nos permitan tener un concepto con un poco más de exactitud.

El término seguiriya, nombre por el que todos conocemos hoy en día este palo, proviene del término seguidilla, aunque ha ido adoptando varias formas como: siguiriya, seguirilla, seguidilla gitana, cante de plañideras, plañera… y algún otro menos común.

Dejando a un lado la etimología, una teoría en la que parecen coincidir la mayoría de los flamencólogos es que la seguiriya proviene del Martinete, perteneciente a la familia de la Toná. Quizás sorprenda a muchos que el baile por sevillanas nace de las “coplas de seguidas” propias del folclore, que solían ser bailadas en sus dos vertientes: la castellana y la andaluza.

En referencia a su estructura literaria señalamos que aunque es posible escucharla de tres versos, la más usual es la de cuatro. Existe una gran variedad a la hora de interpretarlo como consecuencia de la libertad formal que posee. Esta libertad está ligada de alguna forma al llanto y la queja desconsolada que acompaña al cante de plañideras en los actos a los difuntos.

Podemos hallar diferentes formas de seguiriyas, no sólo nos referimos al estilo melódico (que los veremos ahora) sino a la tonalidad en la que se ejecuta el cante. Es decir, solemos empezar cantando “por abajo” pero luego al combinar los altos y los bajos estaríamos haciendo una seguiriya de cambio. Por último, ya que se suele hacer para terminar porque es la parte más “valiente” haríamos lo que se conoce como Cabal.

A la hora de diferenciar entre los estilos, existen cuatro focos principales: Triana, Los Puertos, Cádiz y Jerez. En cada uno de ellos podemos señalar algunos de los más conocidos intérpretes y creadores dentro de su zona geográfica.

  • En el barrio de Triana: Frasco “el Colorao”, Antonio y Manuel “Cagancho” y Silverio Franconeti. (Recordad que ya hicimos mención a esta seguiriya de Silverio hace algún tiempo)
  • Los Puertos, referido a las localidades entre Sanlúcar de Barrameda y San Fernando: “el Planeta”, “el Fillo”, Curro “Dulce”, Tomás “el Nitri”…
  • Cádiz: Enrique “el Mellizo” y Francisco “la Perla”
  • Jerez: “Paco la Luz”, “el loco Mateo”, “el Marrurro”, Manuel Torre, Manuel Molina…

Ahora vamos a analizar, un vídeo e intentaremos identificar cada estilo. Para ello, nos valdremos de Antonio Mairena, sin duda el cantaor más enciclopédico hasta el momento, aunque haya recibido críticas por su visión un tanto “gitanista” del flamenco. Es acusado de esto, junto con Ricardo Molina sobre todo por la obra “Mundo y Formas del Cante Flamenco”. Sin embargo, si hay cantes donde sí se podría discutir sobre el protagonismo del pueblo gitano, la seguiriya no es uno de ellos, ya que “esas fatigas” que conlleva podrán ser mejor expresadas y con mayor queja por quien más las sufre, siempre que exista un cierto rigor en su ejecución y generalizando por supuesto.

Seguiriya de Triana: Antonio Cagancho, Frasco “el Colorao” y Manuel Cagancho. En los comentarios de Youtube viene esto mismo y con la letra de cada estilo.

Seguiriya de los Puertos: Tomás “el Nitri”, seguiriya de Jerez: “el Marrurro” y Cabal de los Puertos: “el Fillo”.

He querido tomar este vídeo en concreto ya que existen casos en los que los estilos se acercan tanto que puede que no sea fácil clasificarlo. En este vídeo, podemos leer en sus comentarios que la primera seguiriya es de Frijones. Esto tiene una explicación muy lógica; los creadores de estos estilos no eran indedendientes los unos de los otros. Se escuchaban entre ellos mismos y creaban a partir de una base, lo que suponía en muchos casos una variación de pequeños matices solamente. La del “Marrurro” admite mucha menos discusión ya que son característicos esos “ay” entre los tercios. En cuanto al cabal de “el Fillo” se ve claramente lo que hablábamos de el tono que se hace más alto y donde la guitarra toma un cierto aire a Guajira.

Podríamos seguir hablando de este cante con tantísimo peso dentro de nuestro arte, aportando datos sobre todo, y hablando de otros cantes que derivan de la seguiriya como pueden ser la Liviana o la Serrana. Sin embargo, respetando a quien lo vea de manera diferente, lo importante es poder conocer estos aspectos generales que nos hagan volvernos un poco más exigentes y sobre todo, que nos permitan poder disfrutar más cuando escuchemos algo realmente bueno.

Un saludo.

Pablo Rondón

Homenaje a la saga de los Terremotos

“Era un día señalado
de Santiago y Santa Ana

yo le rogué a mi dios,
que me aliviara las duquelas 
que tenía en mi corazón”

Hoy nos acordardamos de Terremoto padre e hijo. Ambos dejaron huella no sólo en cantes de su tierra, Jerez.

El padre cantando por seguiriya como pocos pueden hacerlo, sacando la voz desde el mismo vientre! Toca Parrilla, casi na!

El hijo por bulerías con un tema que ya lo han hecho otros como Poveda y el joven grupo Soniquete. Luz en los balcones.

Pablo Rondón