Etiquetado: tangos

Extremadura

“Yo he venío de Badajoz
con mi niño de la mano
ese que camelo yo”

Manuel Mejías “El Papa Negro” dibuja a cámara lenta el baile con un miura de 600 kg, la compenetración es tan grande que el murmullo ensordecedor de la plaza se convierte en compás por tangos. La disciplina de su toreo, el clasicismo de sus hechuras y la energía de su tierra hacen que sea un torero de renombre en España y las Américas.

En el compás de su muleta van bordaos los ecos de su tierra, dejando en cada giro repartida la esencia flamenca por todas las plazas que pisa.

Aparece la magia, se vacía la mente y empieza a llenarse de sentimientos, de arte. Extremadura es tierra de arte. Sello propio. Son muchos los artistas que regalan su esencia por el resto del mundo con el sello extremeño.

Centrándonos en el flamenco, son tan numerosos que es imposible nombrarlos a todos, por destacar algunos está La Marelu, el Portugués, el Guadiana, Miguel de Tena, Pepe el Molinero, José Pérez de Guzmán, Niño de Fregenal, y como no, la figura más importante Porrina de Badajoz, que dejó una gran descendencia con jondura y tradición flamenca, su familia al completo, la familia Salazar.

Esta tierra da mucho por y para el flamenco, es por eso que cuenta con numerosas peñas flamencas, habiendo en casi todos los pueblos un rinconcito que rinde homenaje a este arte; y también son numerosos los encuentros y festivales a lo largo de todo el año.

Debido a la gran variedad de posibilidades que brinda Extremadura quiero centrarme en su sello propio, su identidad dentro de este mundo. Entre las creaciones personales, destaca Pepe el Molinero que creó un estilo de taranta, José Pérez de Guzmán que tenía su fandango propio y Niño de Fregenal que tenía tres estilos personales de fandango también. A ellos hay que sumar el artista más reconocido, Porrina de Badajoz, que también tenía su estilo propio de fandango.

Si nos alejamos de las personalidades, y nos adentramos en la esencia de la tierra, objetivo de esta sección, podemos disfrutar de los jaleos extremeños, que surgen del rito de los gitanos extremeños en el casamiento en el momento de la prueba de la virginidad. Y también los tangos extremeños, que se diferencian del resto por el alargamiento de los tercios y su cadencia lenta.

No cabe duda, que el flamenco es omnipresente, y que su riqueza se ve directamente alimentada por los matices de cada tierra que lo lleva por bandera. Así suena Extremadura.

Porrina de Badajoz, jaleos extremeños.

La Marelu con Paco Cepero, tango extremeños.

Antonio Muñoz

Homenaje a Lole y Manuel

“Me gusta mirar al cielo
porque hay millones de estrellas
igual que en tus ojos negros”

A pesar de no ser estrictamente flamencos, nadie duda de que esta peculiar pareja forma parte de él.

Lole es hija de La Negra, de la famosa familia sevillana de los Montoya y Manuel, de Ceuta, nos brindan estos tangos.

Pablo Rondón

Homenaje a Paco de Lucía

“Yo vengo de Algeciras
y con mi guitarra
me busco la vida”

Coincidiendo con la Real Feria de Algeciras rendimos homenaje a Francisco Sánchez;  Paco de Lucía.

Tras una bulería por soleá con la Tana, tangos destacando la presencia de Pepe y Ramón, sus hermanos.

Pablo Rondón